Roca
Junyent

Roca Junyent

La importancia de una Firma descansa en la confianza de los clientes y la confianza sólo se gana desde la excelencia y la proximidad, sin olvidar la sensibilidad. El Derecho, como garantía, nos impone servirlo honestamente y profesionalmente. Está en juego la libertad como referente de la seguridad jurídica.

Miquel Roca Junyent

Constituido en 1996, Roca Junyent cuenta actualmente con 230 profesionales* y con oficinas en Barcelona, Madrid, Palma de Mallorca, Lleida, Girona y Shanghai.

El rápido crecimiento y la consolidación de Roca Junyent han permitido situarla entre las primeras firmas de ámbito nacional y en operaciones transnacionales, obteniendo con ello un destacado posicionamiento entre las mejores firmas europeas. Prueba de ello es que la Firma y varios de sus profesionales han sido reconocidos por las más prestigiosas publicaciones legales como Chambers, Legal 500 y Best Lawyer International, entre otras.

Roca Junyent presta asesoramiento en todas las áreas del Derecho, particularmente en el derecho de los negocios, con un compromiso total con el cliente y con el objetivo de la excelencia en la prestación del servicio.

Roca Junyent ha establecido relaciones de colaboración sólidas y permanentes con despachos de primer nivel de Europa y del resto del mundo. En el año 2006 la Firma entró a formar parte de la red internacional TerraLex, lo que le permite disponer de la colaboración de despachos jurídicos de primer orden a nivel mundial y ofrecer a sus clientes un asesoramiento global. Roca Junyent tiene una oficina en Shanghai abierta en el año 2002 –la primera oficina en China de un despacho de abogados de origen español– nacida como consecuencia del  vacío detectado en la oferta de servicios jurídicos in situ a empresas españolas en China y de la voluntad de atender más eficientemente las necesidades de asesoramiento legal de sus clientes.

Roca Junyent presta sus servicios con el objetivo de ofrecer los más altos niveles de profesionalidad, calidad e inmediatez. Sobre estas bases mantenemos un compromiso absoluto con los intereses de nuestros clientes.

Con este objetivo, todos nuestros clientes reciben una atención personalizada y sus asuntos están dirigidos, como mínimo, por un socio de la Firma que supervisa y coordina a los diversos profesionales que intervienen en aquéllos.

Nuestra vocación de servicio se dirige también a llenar un cierto déficit de despachos dimensionados de acuerdo con las actuales necesidades de las empresas, necesidades que a menudo han sido parcialmente cubiertas por despachos extranjeros. En este sentido añadimos a nuestro asesoramiento legal el conocimiento de los problemas, de la realidad del entorno en que se originan y de las circunstancias que configuran el marco legal de actuación de la empresa.

Entendemos el ejercicio de la abogacía no sólo como una práctica profesional para la solución de conflictos, sino también como la prestación de servicios que permiten al cliente anticiparse a los acontecimientos y desarrollar sus actividades con garantías de seguridad jurídica, eficacia y rentabilidad. Con esta finalidad ofrecemos servicios de seguimiento de la actividad legislativa y pre-legislativa que pueda afectar a los sectores económicos de interés para el cliente.

Para responder adecuadamente y en todo momento a las necesidades de los clientes, prestamos una especial atención a la formación continuada de nuestros profesionales.

El trabajo en equipo y la gestión del conocimiento son herramientas fundamentales para el desarrollo de nuestros servicios. Los departamentos de las diferentes áreas legales de la Firma no constituyen divisiones cerradas, sino que la colaboración e interacción entre las distintas áreas obliga al constante trabajo en equipo, con la finalidad de proporcionar a los profesionales una visión integral del conjunto de cuestiones que puede plantear el cliente.

El grupo Roca Junyent cuenta con 230 profesionales (abogados, economistas y consultores).

Roca Junyent entiende el ejercicio de la profesión bajo los valores fundamentales de excelencia en el servicio, proximidad con el cliente, el respeto a los profesionales que intervienen en el asesoramiento de intereses contradictorios con los de sus clientes y el máximo respeto a las normas éticas más exigentes.